Catena & Thermography
Catena & Thermography
Catena & Thermography
"Treethermography® since 1984"
 | HOME |  

El uso de Treethermography® (TTH) en la evaluación de la vitalidad de las plantas

Para determinar el estado fitosanitario de las plantas y evaluar su estabilidad a fin de salvaguardar la incolumidad de personas y cosas, se propone el uso de la termografía, una técnica de investigación empleada desde hace décadas en campo industrial, sanitario y tecnológico para identificar, a distancia, la presencia de daños en el interior de los cuerpos observados. 
Los àrboles, gracias a su metabolismo, producen calor y también absorben calor (almacenándolo) del ambiente circunstante: por esto, tienen su propia temperatura superficial; en un árbol sano la distribución de esta temperatura es homogénea. 
Se trata del único sistema no invasivo que está en condición de cuantificar la presencia de tejido sano reactivo y por consiguiente de ofrecer informaciones sobre el vigor del ejemplar del cual poder sacar datos sobre su vitalidad y por lo tanto sobre su supervivencia. Este método está en condición también de evidenciar la presencia de nuevos tejidos funcionales para el crecimiento adaptativo del cambio antes de que sean detectables desde el exterior. 
La presencia de una cavidad, o de tejidos que se están deteriorando en un árbol, provoca una falta de homogeneidad en la distribución de su temperatura superficial: en correspondencia de la zona dañada se da una temperatura más baja que en las zonas circunstantes. Esto se debe al hecho de que en la zona dañada la conductancia térmica es menor y por ende menor es el calor que, en esa zona, puede llegar a la superficie del árbol.
La falta de homogeneidad de temperatura que se crea es detectada, a distancia, por la termocámara gracias a la radiación infrarroja que cada cuerpo emite. La herramienta, realmente no invasiva y poco más grande que una videocámara palm, visualiza en blanco y negro o en color la distribución de la temperatura superficial del ejemplar grabado, reproduciendo su verdadero "mapa térmico". En las imágenes en blanco y negro, la presencia y la distribución de un eventual daño son indicadas por una tonalidad de gris diferente de la de las zonas sanas circunstantes; en las imágenes a color están identificadas por color distinto. 
Por lo tanto una simple "lectura" de la imagen térmica revela el estado de salud de todo el árbol. De esta manera se han detectado daños, incluso de pequeña entidad, en unos miles de árboles de muchas especies, incluso exóticas - coníferas, latifoliadas y palmeras. 
Esta técnica, que fue introducida en 1984 por el Dr. Giorgio Catena y su colaborador Lanfranco Palla, permite examinar con precisión desde el suelo amplias porciones de árbol, también en la copa, sin que se necesiten tree climbers o andamios para alcanzarlas. El examen expeditivo de un árbol, aún maestoso, requiere sólo 2 ò 3 minutos y para que se lleve a cabo es suficiente un solo operador. De ese modo se reducen considerablemente los tiempos de investigación con respecto a los de los instrumentos invasivos y se abaten, por consiguiente, los costos, permitiendo además examinar un mayor número de plantas al día. 
La técnica se ha revelado válida también en la exploración de alamedas urbanas y de grandes conjuntos de árboles, ya que está en condición de evidenciar la presencia de daños también en las plantas aparentemente asintomáticas. Asimismo es la única capaz de revelar daños al sistema radical, también en una fase inicial, por el simple examen del pie. 
El carácter no invasivo del instrumento permite examinar árboles afectados por ataques de hongos o por determinadas patologías, como la Kretschmaria (=Ustulina) deusta, el cáncer coloreado del plátano y la Phytophthora spp., sin que se corra el riesgo de difusión a otros ejemplares. 
Las imágenes térmicas obtenidas, junto con las visibles, se salvan en formato propietario y se ponen a disposición para la elaboración en el ordenador. Estas pueden entonces memorizarse y/o imprimirse junto con los datos relativos a la investigación. Esas informaciones pueden ofrecerse también en soporte magnético para su introducción en una base de datos. Por lo tanto es posible seguir con precisión la evolución de un fenómeno patológico a lo largo del tiempo, simplemente comparando las series de imágenes correspondientes.

Dr. Giorgio Catena y Dr. For. Alessandra Catena

 
   


33, Via Peveragno - 00166 Rome - Italy Tel/Fax +39(0)6 6637187 Mob: +39 340 7016037 
E-mail: giorgio.catena@treethermography.it

Skype address "gioca2010"

All rights reserved. Full or partial reproduction  of the texts and/or images forbidden without the written authorisation of 
Giorgio Catena and Alessandra Catena


Progetto grafico e realizzazione Stelweb sas